Este sitio web utiliza cookies para identificar las visitas repetidas y las preferencias esto con el fin de proporcionar funciones en las redes sociales y para analizar el tráfico. Al hacer clic en "Acepto" o al utilizar nuestro sitio, usted acepta el uso de cookies y nuestros Términos de uso.
¡Cambia tus miedos y preocupaciones por algo incomparable!

¡Cambia tus miedos y preocupaciones por algo incomparable!

¡Para poder conseguir esa paz de Dios que sobrepasa todo entendimiento y guarda tu corazón y tus pensamientos, tienes que luchar por ella!

6 Min ·

Por nada estéis afanosos 

“Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.” Filipenses 4:6-7. 

Cuando crees verdaderamente que Dios te tiene en la palma de Su mano, que ha planeado perfectamente todos tus caminos, que Sus pensamientos acerca de ti son solo de paz y no de mal, que comprende y está al tanto de todos tus caminos, y que escucha y responde tus oraciones, entonces los versículos mencionados anteriormente pueden volverse realidad en tu vida.  

Sin embargo, eso no quiere decir que surja naturalmente. La humanidad está, en su mayor parte, absorbida por la ansiedad sobre una cosa o la otra. Preocupaciones por el dinero, la escuela, la economía, el empleo, el futuro, seres queridos, el mismo planeta, lo que la gente piensa de ti, cómo te saldrán las cosas, entre muchas otras. Todos estos son en realidad pensamientos bastante naturales para un ser humano. Pero para conseguir esa paz de Dios que sobrepasa todo entendimiento y que guarda tu corazón y tus pensamientos, ¡tienes que luchar por ella!

¡Lucha por lo que ves en la fe! 

Una vez que hayas tomado esa decisión en fe de que vas a luchar y que quieres cambiar todos esos pensamientos de ansiedad, preocupación, estrés y miedo por la paz, el reposo, la esperanza y el gozo que puedes recibir de Dios, entonces hay trabajo que hacer. Haber tomado la decisión no significa que ya no serás tentado a estas cosas, ¡sino que significa que ahora es el momento de luchar por lo que ves en la fe! 

Pensamientos de intranquilidad y desasosiego pueden entrar en tu mente por diferentes motivos. Lo que más quisiera Satanás es que los “afanes de este mundo” fueran los que tomaran el control de tu vida para así desaparecer tu fe. Eso es lo que está haciendo activamente y, de hecho, él sabe cómo usar tus propios miedos y ansiedades en tu contra. Él hace lo que más puede para que te sientas abrumado por estas cosas. 

No obstante, los versículos en Filipenses no solamente nos dan el mandamiento de: “Por nada estéis afanosos”, ¡sino que también nos da la solución para no tener que vivir así! Puedes acercarte a tu fiel Padre en el cielo, el cual te espera, y hacerle saber tus peticiones “delante Él en toda oración y ruego, con acción de gracias.” Agradeciéndole que Él está guiando todas las cosas y hará que todas las cosas resulten para tu bien, pues Él sabe mucho mejor que tú lo que necesitas. También puedes orar para que te dé poder sobre esos espíritus de temor y que puedas poner toda tu confianza en Él. Que cuando las cosas no salgan como tú sientes que deberían ser con tu limitado entendimiento y razonamiento humano, puedas estar tranquilo sabiendo que es porque Él, en Su perfecto amor y sabiduría para contigo, tiene planeado algo diferente; algo que servirá para tu santificación y para que seas conformado a la imagen de Su Hijo. (Romanos 8:29.) Lucha por eso, permanece de rodillas – aun cuando sea en tu corazón mientras transcurre tu día – hasta que hayas recibido completa fe y paz. ¡De esta forma, el maligno no podrá tocarte! (1 Juan 5:18).

Encuentra aquí: 26 versículos de la Biblia que te ayudarán a combatir la ansiedad, la preocupación y el estrés 

 La simple solución de Jesús 

Debes buscar el reino de Dios con todo tu corazón. Jesús te ha dado una solución muy simple para no preocuparte, afanarte o temer. (Mateo 6:31-34). Debes entregarte de todo corazón a servirle, buscar Su voluntad para tu vida y obedecer Sus mandamientos. Entonces se te dará todo lo que necesitas, esa es una promesa. ¡Aférrate al reino de los cielos! De esa manera estarás de acuerdo con David cuando dice: “Mucha paz tienen los que aman tu ley, y no hay para ellos tropiezo.” Salmos 119:165.  

Así pues, ve en contra del espíritu de temor. Ceder a ello no va a cambiar nada de ninguna situación. Cuando tu fe está en Dios, entonces Él te mostrará el camino para vencer sin que tengas que salir del reposo. "... echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros. " 1 Pedro 5:7. No es que la situación vaya a desaparecer, no es que todo vaya a salir como tú quieres, pero Él te dará todo lo que se requiere para soportar la situación, para tratarla de manera piadosa, y para transformarte a través de ella. Dios nos permite pasar por situaciones que no siempre podemos entender para que recibamos salvación a través de ella. Y el resultado final será que serás más rico por haber pasado por ella. 

El reposo, la paz, y el gozo que experimentas no es un reflejo de la situación misma, sino la recompensa de tu fe. Allí donde otros corazones fallan y están indefensos a la deriva, tu corazón estará seguro en Dios. Ser liberado de la esclavitud de tener pensamientos pesados y de temor, y poder cambiarlos por pensamientos de reposo, paz y gozo que Dios da ¡es algo extremadamente incomparable! 

“Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía [temor], sino de poder, de amor y de dominio propio.” 2 Timoteo 1:7.  

Lee aquí: 19 versículos que muestran los pensamientos de Dios acerca de nosotros

Categorías

Escritura tomada de la Versión Reina-Valera 1960 © Sociedades Bíblicas en América Latina, 1960. Renovado © Sociedades Bíblicas Unidas, 1988.