Un fruto que a todos les gustaría tener: El gozo

Gozo. Un concepto abstracto, pero aun así tangible. Un fruto del Espíritu que a todos nos gustaría tener. ¿Cómo podemos realmente tener un gozo duradero?

Escrito por Aksel Smith
Un fruto que a todos les gustaría tener: El gozo

El gozo es un fruto del Espíritu (Gálatas 5:22). Indaguemos un poco para ver de dónde proviene este fruto. Siempre hay una razón para tener gozo pero para poder recibirlo no es suficiente con el hecho de saber existesino que necesitamos saber cómo obtenerlo. Primeramente, no deberíamos buscar solamente el gozo o tratar de encontrarlo como si fuera un tesoro. El gozo es el placer de la mente sobre lo que se ha logrado. Por lo tanto, no deberíamos buscar este tipo de gozo, sino al contrario, debemos buscar las cosas que son agradable a Dios, para así recibir el verdadero gozo. Pablo dice:sigue la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia y la mansedumbre.” 1 Timoteo 6:11. Es inútil tratar de buscar el gozo si no tomamos en cuenta estas otras cosas. Es como cosechar frutos de un árbol sin raíces. Pero donde estas cosas se encuentren y crezcan, la gracia de Dios descansará sobre el corazón, y ese es precisamente el gozo del creyente. 

Cuando hablamos acerca del gozo, hay muchas personas que quieren tenerlo, pero sin poseer estas raíces, lo cual los lleva a solo buscar y luchar por un placer que nunca llega más allá de lo humano. Este tipo de gozo no tiene nada que ver con el gozo como un fruto del Espíritu; y la lucha por el gozo de esta falsa espiritualidad conlleva a los más grandes peligros. 

Muchos predicadores hacen todo lo posible para que los sentimientos de toda la asamblea se pongan en marcha y así produzcan gozo en ellos. El resultado de esto es que habrá gozo en el cuerpo, pero no en el espíritu. El gozo que se desarrolla en el cuerpo lleva consigo todo tipo de concupiscencias humanas que a menudo termina en las formas más carnales posibles, y dichas manifestaciones han causado un gran dolor al pueblo de Dios. Conseguir la euforia de la asamblea es un objetivo para muchos predicadores ambiciosos; y para ellos su gloria y fama depende de cuántas “reuniones de júbilo” pueden producir. Ellos no se preguntan si el gozo proviene de historias ridículas, chistes u otras formas carnales y por eso que también pueden anunciar “reuniones de júbilo” en asambleas que están saturadas de injusticia, deuda, inmoralidad, avaricia y todo tipo de maldad. Pero Dios “no puede soportar la iniquidad de estas fiestas solemnes.” Isaías 1:13. ¡Qué responsabilidad tienen esas personas que fuerzan este tipo de gozo por encima de toda esta miseria! Muchas personas creen que su valor espiritual es de acuerdo con el gozo que ellos creen tener. Sin embargo, el valor espiritual de un hombre depende de su caminar en pureza y verdad. 

Veamos algunas de las raíces del gozo del reino de Dios: 

1. “Pero no os regocijéis de que los espíritus se os sujetan, sino regocijaos de que vuestros nombres están escritos en los cielos.” Lucas 10:20. Este gozo es fruto de una mente humilde y agradecida, porque Dios sacó a esta persona del mundo y la puso en Su reino.

2. Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor… Estas cosas os he hablado …. para que vuestro gozo sea cumplido.” Juan 15: 10-11. Este gozo es fruto de la obediencia a la voluntad de Dios. Sé obediente y tendrás gozo. Y el que tiene este gozo no necesita esforzarse para alegrarse. Todo esfuerzo por alegrarse es evidencia de que uno no es obediente. Proclama obediencia a la Palabra, y el gozo vendrá a través de la obediencia. Cuando entras en este gozo no necesitas que la asamblea tome un estado de euforia. La obediencia a Dios es la raíz que lleva todo tipo de frutos preciosos. 

3. “Has amado la justicia, y aborrecido la maldad, por lo cual te ungió Dios, el Dios tuyo, con óleo de alegría más que a tus compañeros.” Hebreos 1: 9. Una persona está ungida con el óleo de alegría si odia lo impuro y ama la justicia. Leemos lo mismo en Isaías 7:15: “Comerá mantequilla y miel, hasta que sepa desechar lo malo y escoger lo bueno.” Rechaza todo el mal que hay en el mundo, en ti mismo, en la iglesia desde la podio del orador, así como en la asamblea; no dejes pasar ningún tipo de mal y el Señor ungirá tu cabeza con el óleo de alegría. Desafortunadamente, solo unas pocas personas tienen el coraje de rechazar la locura, aunque la vean; por tanto, tampoco reciben gozo y necesitan buscarlo de alguna otra manera. Pero si hubieran amado la justicia, habrían rechazado todo el mal que vieron. Esto significa amar la verdad, y el amor no se regocija en la injusticia, sino que se regocija en la verdad. Hay júbilo en las tiendas de los justos – un fruto del espíritu.

4. “Lo que hemos visto y oído, eso os anunciamos, para que también vosotros tengáis comunión con nosotros; y nuestra comunión verdaderamente es con el Padre, y con su Hijo Jesucristo. Estas cosas os escribimos, para que vuestro gozo sea cumplido.” 1 Juan 1: 3-4. Andar en la luz (1 Juan 1: 7) da como resultado una comunión en pureza. La comunión en pureza da como resultado una plenitud de gozo. Donde quiera que haya comunión en la luz, habrá también amor en el Espíritu. Allí encontrarás gozo porque hay amor mutuo. Este gozo no es un gozo que busca llamar la atención, sino que es gozo silencioso que se basa en la confianza mutua debido a que andas en la luz, y nadie tiene algo que esconder en la oscuridad.

Muy a menudo escucharás a la gente decir: “Me siento mejor cuando estoy solo.” Se sienten mejor cuando están solos porque hay mucha impureza en las iglesias, constantes luchas, disputas y discusiones. Allí, uno ignora el gozo que nace de la luz de la pureza y de la confianza entre los miembros. Si hay un predicador presente, las personas se congregan a su alrededor como punto focal, pero una vez que él se va, solo quedan unos pocos. Entre estos se suele decir: “Oh, solo él va a predicar hoy, y no vale la pena escucharlo.” Esto es despreciarse unos a otros en lugar de amarse. ¿Quiénes son los que se encuentran en pureza y unidad? Los que aman la verdad, estos amarán a todos los que caminan en la verdad. Se convertirán en uno. ¿Existe tal comunión en la tierra? Sí, Cristo la Cabeza está en el cielo; Su cuerpo, la iglesia, se forma en la tierra. Si la cabeza es hermosa, entonces el cuerpo también es hermoso. Pero hay una cobertura sobre todo lo glorioso, y solo unos pocos son participantes de este gozo, y los líderes religiosos son el mayor obstáculo para poder recibirlo. 

5. “No tengo yo mayor gozo que este, el oír que mis hijos andan en la verdad.” 3 Juan 1:4. Dios no tiene mayor gozo que el hecho de que sus hijos andeen la verdad, y Juan compartió este gozo. Por lo tanto, alimentó a esos niños con su vida y su doctrina. Cuando los niños, de esta manera, son el gozo de los padres, los padres también serán la gloria de los hijos. Si quieres probar de este gozo, el cual Juan llamó lo más grande, entonces debes caminar en la verdad tú mismo; entonces este gozo será el fruto de una vida en temor de Dios.

Vemos claramente que el gozo es el resultado de la obediencia. El amor no se jacta, ni siquiera por el gozoEl gozo de una persona que vive en el temor de Dios aumenta cada vez más firmemente en Él. No se esfuerza en lo más mínimo por poner una cara sonriente para que los demás lo vean, pues si lo hace perdería el gozo interior que tiene en Dios. 

Solo la persona que ha sufrido conoce el gozo. 

Este artículo se publicó por primera vez en noruego en el periódico de BCC “Skjulte Skatter” (“Tesoros ocultos”) en 1913, con el título “Gozo“.
© Copyright Stiftelsen Skjulte Skatters Forlag

Escritura tomada de la Versión Reina-Valera 1960 © Sociedades Bíblicas en América Latina, 1960. Renovado © Sociedades Bíblicas Unidas, 1988.

Descargar E-book gratis

Ser Cristiano

Escrito por Elias Aslaksen

Ser Crsitiano es una vida mucho más profunda que sólo orar para que Jesús entre en nuestro corazón y creer en el perdón de pecados. Es una vida en desarrollo y crecimiento en lo que es de Cristo. Este libro presenta de forma muy clara y simple lo que es fundamental en una vida cristiana.