Ir al contenido

Mírate a ti mismo a través de los ojos de Dios

Dios te ve como precioso, único y muy valioso. ¿Cómo te ves a ti mismo?

Querido adolescente y veinteañero,

¿Conoces tu valor?

Fuiste creado con un propósito

Tú – tu cuerpo, alma y espíritu fueron “trabajados” e “ingeniosamente moldeados” por Dios, y todos los días de tu vida fueron diseñados en detalle como las páginas de un libro. (Salmo 139) Tú – tu existencia, tus cualidades y habilidades no son una pérdida. Dios no comete errores. Él te creó y te colocó cuidadosamente en un cuerpo, en una familia y en un lugar en esta tierra.

Dios quiere que todos vivan en un entorno seguro y afectuoso donde se nutre el amor por él. Sin embargo, algunos experimentan daño y situaciones perjudiciales en nombre de otros, falta de sabiduría o pecados directos. El mal a menudo tiene prioridad en este mundo oscuro, pero no es el propósito de Dios. Su voluntad es que todos elijan lo que es correcto y lo que hacen bien. Dios sanará a los que están quebrantados y heridos; Él planea terminar con todo sufrimiento y establecer una nueva tierra sin dolor ni dolor.

Tú eres un hijo de Dios; Un pueblo propio creado para vivir una vida pura y fiel. “Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.” Efesios 2:10. ¡No desprecies lo que Dios ha creado y ama! Si dudas de Dios y te quejas sobre su trabajo, de tu ser y situaciones, te estás perdiendo las buenas obras y la bendición que traen sobre tu vida.

Eres perfecto

No perfecto en el sentido de que tienes un alto coeficiente de inteligencia, una piel impecable y una gran personalidad. Pero perfecto para el increíble plan de Dios para tu vida y para aquellos a quienes puedes ayudar en el camino. Perfecto para las buenas obras durante todo el día, que solo tú puede hacer. Elegir el bien ante las tentaciones, orar por un amigo que tiene dificultades, enviar un mensaje alentador, bendecir a un compañero de trabajo o a un miembro de la familia. Estas son obras que tienen valor eterno. Tratar de obtener un cuerpo perfecto, una imagen en redes sociales o una vida cómoda, es vacío e inútil para la eternidad.

No perfecto en el sentido de que haces todo bien a la primera vez, que no hayas caído en el pecado o ni que hayas sido tentado a pecar. Pero perfecto porque Dios te ve con ojos llenos de esperanza y amor, a pesar de que ve tus fallas y debilidades. Él ve en lo que puedes llegar a ser si continúas eligiendo lo que es correcto y bueno, lo valioso que eres para su obra y para el reino de los cielos. Eres perfecto para el trabajo de salvación que Dios quiere realizar en ti. Deja que Dios guíe tú vida y te forme a través de las pruebas, y te convertirá en “perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna.” en cada capítulo de la vida. (Santiago 1: 4)

Eres amado

El amor de Dios es más fuerte y profundo que el amor y las emociones humanas. En Dios, tienes un amigo cercano que te conoce y te entiende mejor que nadie. Él ve tu corazón y tu deseo de ser bueno; Él ve tus luchas y cómo te atraen las cosas que no son buenas. Él siempre está allí para escuchar y ayudar cuando le oras con un corazón sincero y humilde. “Los ojos de Jehová están sobre los justos, Y atentos sus oídos al clamor de ellos.” Salmos 34:15.

¿Los otros te han tratado mal? ¿Te sientes solo, insignificante o no deseado? El amor de Dios sana cuando pones tu vida y tu mente en sus manos. ¿Tus planes fallaron? ¿Ha habido alguna dificultad para ti o para alguien que amas? Dios no te ama menos; su amor es incondicional. Dios no es injusto; Él permite que las personas buenas y malas sean golpeadas por la tragedia. Dios te quiere enseñar algo a través de pruebas y te conducirá hacia él. Él está celoso por tu precioso espíritu y te quiere salvar de los pecados que te hacen infeliz.

Tú eres único

No hay nadie más como tú… ¡en una muy buena manera! Tú ocupas un lugar especial en este mundo y en el trabajo de Dios. Tal vez no te gusta algo sobre la forma en que te ves o uno de los rasgos de tu personalidad. Tal vez no sobresales en los deportes o la música, y parece que no tienes muchas habilidades en comparación con los demás. Pero, ¿quién puede ser un mejor ejemplo y ayuda para tus hermanos y tu amigo? ¿Quién puede realizar una buena acción como tú? ¿Quién puede compartir algunas palabras alentadoras como tú? ¿Quién puede llenar las necesidades que tal vez solo tú y Dios puedan ver? Estás “hecho a medida” para las buenas obras que Dios ha preparado para ti. ¡Usa tu energía, tus ideas, tus capacidades y tu personalidad para el bien, donde te encuentras en la vida, en casa, en la escuela o en el trabajo, con tu familia y amigos!

Eres la niña de los ojos de Dios

Dios sigue muy de cerca tu vida como un Padre atento y afectuoso. Eres muy querido por Él y anhela que te vaya bien. “Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis”. (Jeremías 29:11) Tus decisiones son importantes para él. Dios no puede tomar decisiones por ti, pero cree en ti y es celoso para ayudarte si le pides. Él es para ti un protector, un mentor, un ayudante y un amigo.

¿Ha caído en pecado una y otra vez o has cometido un gran error y te sientes indigno? Dios rápidamente perdona a aquellos que se arrepienten y ÉL no te rechaza, se siente insatisfecho o impaciente contigo. El Rey David confió en el amor de Dios cuando se encontró con enemigos. Él oró: “Guárdame como a la niña de tus ojos; Escóndeme bajo la sombra de tus alas, De la vista de los malos que me oprimen, De mis enemigos que buscan mi vida.” Salmos 17: 8-9. Puedes hacer lo mismo y refugiarte en la Palabra de Dios cuando te enfrentas a pensamientos oscuros de desaliento y condena. ¡Los sentimientos y pensamientos de inutilidad no son verdad! Cree y practica las verdades en la Palabra de Dios y serás libre.

Tu vida tiene un valor increíble

¡No hay nada más raro e importante que alguien que confía en Dios y obedece sus mandamientos! Ellos son las verdaderas “estrellas” en este mundo. Se revelarán como hijos e hijas de Dios cuando Jesús regrese. “¡Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder!” Mateo 5:14.

Ora a Dios para que abra tus ojos y puedas ver el valor que tiene el vivir para Él, así comenzarás a ver tu verdadero valor y el valor de los que están a tu alrededor. Vive con un propósito conforme al plan de Dios en tu vida, y tus buenas decisiones tendrán una importancia eterna. Mírate a ti mismo y a los demás a través de los ojos de Dios ¡entonces la vida se volverá más brillante y llena de esperanza!

¡Buena Suerte!

De un ex adolescente y veinteañero.

Principales enseñanzas

Descubre cómo la Palabra de Dios nos desafía y nos prepara para vivir 100% según su voluntad, de modo que ya no necesitamos caer en el pecado, sino que podemos llegar a una vida en victoria.

Descargar E-books gratis

La gracia en Cristo Jesús

«Al pensar en la gracia, piensa uno prácticamente sólo en lo que es el perdón; y puesto que todos hemos pecado, necesitamos pues de la gracia.» Así comienza Sigurd Bratlie este libro sobre la gracia. Sin embargo, continúa describiendo en detalle que la gracia en Cristo Jesús significa mucho más que perdón. También significa verdad y ayuda. Nos enseña a no pecar, de modo que podamos ser completamente libres para vivir una vida en victoria que conduce a la perfección.

Síguenos