¿Qué es lo más importante en la enseñanza de BCC?

La clave para comprender a Brunstad Christian Church (BCC) es entender lo que enseñamos, por lo que hemos hecho esta simple explicación.

¿Qué es lo más importante en la enseñanza de BCC?

Las palabras de Jesús 

En Brunstad Christian Church (BCC) enseñamos que el amor de Dios es revelado a través de los mandamientos que Jesús nos dio en el Sermón del Monte. Estas son leyes de vida que nos son dadas para el beneficio tanto de cada persona en lo particular como para beneficio de la sociedad.  

Lee el Sermón del Monte en el evangelio de Mateo en BibleGateaway 

La gracia que Jesús da a todos los que creen en Él, también contiene el poder para guardar sus mandamientos, y estos a su vez contienen promesas que hacen feliz a las personas, sin ninguna excepción. 

Esto causa un efecto positivo en nuestras relaciones, tanto en casa como en la iglesia y también en nuestra vida laboral. 

Y este punto de partida es el mismo para todas las personas.

Nuestro punto de partida: estábamos perdidos 

Nosotros enseñamos que, debido la Caída, todo ser humano nace con ser egoísta que está corrompido por el pecado.  

Este ser egoísta causa un efecto negativo tanto en nuestras relaciones con otras personas como también en nuestra propia felicidad. Debido a que todo ser humano a quedado bajo el juicio de Dios por causa del pecado, todos necesitan ser reconciliados con Dios. 

“Como está escrito: No hay justo, ni aun uno…” Romanos 3:10. 

El perdón y la reconciliación 

Jesús hizo posible la reconciliación al sufrir la muerte en la cruz con tal de salvar a todas las personas. Jesús murió a pesar de que nunca había pecado y era inocente. Gracias a este sacrificio, cualquier persona que quiera creer en Jesús puede recibir perdón por sus pecados y ser reconciliado con Dios.  

“Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.” Romanos 5:8.  

Una invitación personal  

Nosotros proclamamos que la salvación de Jesús no esolo sobre el perdón de los pecados y la reconciliación con Dios, sino también un proceso de salvación que dura toda la vida. Creemos que después de ser reconciliados por la muerte de Jesús, seremos salvos por Su vida.  

En lucas 9:23, Jesús mismo explica que significa ser salvo por Su vida: “Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame.” 

Esta es una invitación personal 

“Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida.” Romanos 5:10

No obstante, cada persona tiene que elegir por sí misma si quiere seguir a Jesús

Jesús hablo sobre la cruz mucho antes de que fuera crucificado en el Calvario. Tomar nuestra cruz es algo que debe hacerse todos los días; es una parte de la vida cotidiana de todos los que siguen a Jesús.  

Pablo testificó que él estaba crucificado con Cristo. 

De esta manera, aquellos que siguen el llamado de Jesús experimentarán que la cruz es una fuerza que, poco a poco, destruye los pensamientos y acciones que tienen un impacto negativo tanto en nuestras relaciones interpersonales como en nuestra relación con Dios.

Este desarrollo dura toda nuestra vida.

“Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.” Gálatas 2:20.  

Estar “crucificado” significa:  

Nuestra comprensión con respecto a las palabras de Jesús y Pablo es que a nuestro egoísta y pecador “yo” se le debe negar, en la medida en que seamos conscientes de ello, el control sobre nuestros pensamientos y acciones. Tarde o temprano, el “yo” que es crucificado morirá, y desaparecerá de nuestra persona. 

Un proceso de toda la vida 

También enseñamos que, paralelamente a la eliminación gradual de mi egoísta y pecaminoso ser, una persona debe desarrollarse en buenos pensamientos y acciones, y así absorber gradualmente el ser que Jesús mismo tenía.

Experiencias personales 

Nuestra enseñanza enfatiza lo que nosotros experimentamos personalmente a través de la obediencia a los mandamientos de Jesús y a las promesas que se nos son dadas por medio esta obediencia. 

Esto nos lleva también a descansar de las preocupaciones, ya que sabemos que los que aman a Dios, todas las cosas les son para bien 

Todos aquellos que siguen a Jesús y toman su cruz cada día experimentarán personalmente el amor y el cuidado de Dios, así como también su disciplina y guía. 

Esto nos hace fuertes en la fe y nos da certeza en la esperanza de que las promesas de Dios se cumplirán.  

Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.” Romanos 8:28. 

El regreso de Jesús 

Proclamamos también que el plan de salvación de Dios se cumplirá cuando Jesús regrese un día a la tierra y juzgue a los a los vivos y a los muertos según sus obras. 

 En ese día, todo ser humano reconocerá que el juicio es verdadero y justo.  

Un reino eterno 

Dios establecerá un reino eterno en donde el pecado ya no existe más, y por lo tanto nada destruirá la felicidad humana.  

Así pues, la invitación a la salvación es una invitación a ser liberado del poder del pecado, el cual solo trae consigo dolor y desgracia. 

Este reino ya ha comenzado a tomar forma dentro de todos aquellos que siguen a Jesús. Por lo tanto, en una perspectiva eterna, las dificultades y pruebas humanas son leves y momentáneas. 

Estamos invitados a entrar en un verdadero y feliz reposo en el reino que durará para siempre.

Este artículo fue publicado por primera vez en la página oficial de Brunstad Christian Church bcc.no/en 

Visita este link para más información acerca de Brunstad Christian Church (BCC). [Link en inglés] 

Escritura tomada de la Versión Reina-Valera 1960 © Sociedades Bíblicas en América Latina, 1960. Renovado © Sociedades Bíblicas Unidas, 1988.