“El secreto de la vida” para mi es…

¿Qué es la vida? Esta es una pregunta que he escuchado a muchas personas hacer y es algo que a menudo me he preguntado yo misma.

Escrito por Mary Parkin
“El secreto de la vida” para mi es…

La vida puede parecer un poco misteriosa. A nosotros y a nuestros conocidos, nos suceden cosas, y no entendemos por qué. Hay cosas que queremos y pedimos a Dios, pero por alguna razón, no parece ir como nosotros queremos. Pero… ¿Acaso no es nuestro propósito encontrar el “secreto” de la vida en las situaciones y circunstancias cotidianas? 

Mi vida no es como la planeé

Mientras uno crece y se desarrolla en la juventud, puedo tener toda clase de ambiciones y metas para la vida: “¡Cuando sea grande voy a estudiar, conseguir un trabajo, ganar mucho dinero, me voy casar, tendré una casa, un auto y una familia; voy a tener una buena vida!” 

Sin embargo, con el paso del tiempo me doy cuenta que la vida no va tal como la planeé, esto hace que entre en pánico y la duda de si realmente le importo o existo para Dios viene a mí. Mi salud empeora, en los estudios no me va como pensaba, no consigo el trabajo que quería, no gano suficiente dinero y no puedo pagar por esa casa perfecta y el auto que deseo. Y por si fuera poco, tampoco me he casado, cuando a mi alrededor todos los demás ya están.

¿Cómo puedo reaccionar ante esto? ¿Estoy diciendo que “la vida no es justa…”?

Entre más cuestione y pelee con Dios, más difícil y miserable será mi vida. ¿Qué es lo quiere Dios de mí entonces? 

Tengo una elección 

“Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y Él enderezará tus veredas.” Proverbios 3:5-6.

Dios creó la tierra y me dio un libre albedrío, una elección, y depende de mí lo que elija. Él me hace pasar por algo para hacerme más fuerte y para que pueda llegar a ser mejor como persona; Él tiene preparado algo grandioso para mí (2 Pedro 1:3-4) y asimismo quiere que viva mi vida como un discípulo. Dios utiliza las llamadas personas y situaciones “difíciles” para mostrarme la miseria que hay dentro de mí. El problema no son las personas o las situaciones, sino la reacción que surge de mi naturaleza; ¡Y esto es algo con lo que puedo elegir lidiar! puedo decidirme a hacer la voluntad de Dios en lugar de la mía.

El reconocer este hecho me hace ver una verdad sorprendente: Esta fue la intención de Dios desde un principio…

El secreto de la vida

La intención de Dios para mí es que pueda encontrar la verdadera felicidad, y eso solo sucede si renuncio a mis planes y a mi propia voluntad por medio de cada oportunidad que Dios ha preparado para mí. Puedo elegir entre escuchar mis propios pensamientos de razonamiento, autocompasión y orgullo o usar lo que se me presente para sacarle el máximo provecho.

La vida puede tornarse emocionante y nueva cuando veo que Dios tiene el control y el plan perfecto para mí. Puedo despertarme cada mañana y regocijarme de que tengo otro día. Lo que significa que tengo más tiempo para encontrar el secreto de la vida. El secreto de ser feliz es hacer felices a los demás, no vivir para sí mismo y estar agradecido, incluso si me siento exhausto o adolorido.

Yo pienso que nadie tiene realmente la respuesta a la pregunta “¿Cuál es el secreto de la vida?”, pero puedo usar mi tiempo aquí en la tierra para encontrarlo. Estas luces intermitentes que me cegaron pueden ser destruidas cuando quito mi “yo” del camino y empiezo a pensar en la obra en lo oculto que Dios quiere hacer dentro de mí.  

Así que, en cualquier situación que me encuentre y sean cuales sean mis circunstancias, mi meta será buscar y encontrar el secreto interno para una vida feliz, tal como lo hizo Jesús cada día, renunciando a su propia voluntad, deseos y concupiscencias y viviendo solo ante el rostro de Dios. Jesús es mi ejemplo y precursor y fue tentado en todas las áreas así como yo, de manera que no hay excusas. De esta forma, soy transformada para ser más como Él ¡Esto hace que la vida valga la pena vivir! 

Nadie más sabe lo que pienso, lo que siento, lo que estoy pasando o cómo me ha ido en el día, la semana, el mes o los años pasados, todo esto es algo oculto.

Estad contentos

“No lo digo porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación.” Filipenses 4:11.

No importa por lo que haya pasado o por lo que vaya a pasar, estoy aprendiendo a aceptar mi destino y confiar en que pase lo que pase es lo mejor para mí. Tal vez nunca tendré las cosas que quiero o creo que debería tener, pero puedo aprender a aceptar la vida que Dios me ha preparado perfectamente. ¡Una vida que me conduce a la naturaleza divina si aprendo a tomar mis situaciones de la manera correcta! (2 Pedro 1:4) ¿Qué podría ser mejor que tener el fruto del Espíritu, como el amor, la alegría, la paz y la paciencia, en otras palabras, la naturaleza divina, irradiando de mi vida, para que siempre esté en reposo y agradecida? 

Este no es solo el secreto de la vida, sino el secreto de una vida feliz. Cuando dejo ir lo que “quiero” y tengo fe en que todo lo que me llega es para bien, entonces tendré una vida feliz tanto aquí en la tierra como para toda la eternidad.

 

Quizá te interese leer más de un cristianismo práctico y el “secreto de la vida” en nuestra página de tópicos acerca la vida cotidiana, o en los artículos en la parte de abajo:

Escritura tomada de la Versión Reina-Valera 1960 © Sociedades Bíblicas en América Latina, 1960. Renovado © Sociedades Bíblicas Unidas, 1988.

Descargar E-book gratis

Ser Cristiano

Escrito por Elias Aslaksen

Ser Crsitiano es una vida mucho más profunda que sólo orar para que Jesús entre en nuestro corazón y creer en el perdón de pecados. Es una vida en desarrollo y crecimiento en lo que es de Cristo. Este libro presenta de forma muy clara y simple lo que es fundamental en una vida cristiana.