Ir al contenido

Cristianismo Activo

Así se ve el realmente el verdadero cristianismo.

Cristianismo distorsionado

Hay un pensamiento común en el mundo de que el evangelio de Cristo es solo algo pertinente cuando una persona está en su lecho de muerte. Por eso viven sus vidas esperando recibir la oportunidad de “poner sus asuntos en orden con Dios” justo antes de morir. Es como si Dios fuera el Dios de los muertos y se interesara particularmente por los miserables cadáveres que andan en todo tipo de pecados. Ellos piensan que la juventud de una persona y su fuerza se aprovecha mejor sirviendo a Satanás. Pero si alguien recurre a Dios finalmente después de años de postergación, entonces Dios tiene tremendas dificultades para hacerles renunciar – uno por uno – a los hábitos pecaminosos que los retienen.

En el caso de las personas que temen a Dios, generalmente este temor las lleva no más allá de ir de vez en cuando a alguna iglesia o casa de oración para escuchar un sermón. Como alguien que se arrastra en el lodo y se aferra a sus viejos hábitos de pecado, estas personas caminan lentamente con dificultad y de la mala gana, como si la vida cristiana fuera algo de Satanás mismo. No es de extrañarse por qué los jóvenes le tienen tanto miedo a ese tipo de cristianismo y huyen de él como si fuera una plaga.

Cristianismo para jóvenes

¿Qué dice el apóstol acerca de su cristianismo? “¡Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo!” 1 Corintios 11:1. Esta es una meta por la cual vale la pena luchar y lograr en Cristo. Este cristianismo se adapta muy bien a la juventud. No es necesario padecer toda la vida para acabar con solo un pecado en específico. Cortalo rápidamente; porque hay cientos de otras cosas en tu vida que también necesitan ser cortadas una por una. Este es el camino de la santificación, y todos los enemigos de la cruz lo odian. Este es también el camino en el que recibes fuerza, aquí la juventud prospera; aquí se pueden establecer metas altas para esta vida y la venidera.

La cruz de Cristo es provechosa, útil y su carga es ligera. La vida cristiana es una vida firme, gratificante y genuina. Si quieres encontrar personas en las que puedas confiar, búscalas en el camino de la cruz. Hablar de la cruz no es la cruz; solamente es palabrería. La cruz se encuentra viviendo una vida negándose a sí mismo: odiando el pecado y rechazandolo conscientemente de tu vida. La vida debe ser nuestra doctrina, y la doctrina nuestra vida.

Hay artistas que son muy talentosos, sin embargo, viven vidas inmorales. Existen también muchos predicadores talentosos, pero ellos no tienen ni idea de qué es la cruz de Cristo ni en espíritu ni en verdad. Los dones no son la vida, sino solo talentos y habilidades que se pueden utilizar ya sea para propio beneficio carnal o para el beneficio del Espíritu. Si quieres futuro y esperanza debes seguir a Cristo. No te quedes sentado durmiendo en alguna sala de reuniones. No creas que vivir una vida cómoda y religiosa es cristianismo. La obediencia a la fe es lo único verdadero y que tiene un valor duradero. Ninguna otra cosa vale la pena considerar.

Una luz para tu generación

Quiero exhortar a todos los que andan en el camino de la cruz a que prediquen la Palabra a tiempo y fuera de tiempo; para que la gente abra sus ojos y pueda ver todas las vanas palabrerías y basuras que se anuncian sobre las verdades divinas. Se una luz para tu generación, y hazlo exponiendo la locura que hay y que se revela en forma de un ángel de luz. Jesús luchó toda su vida contra aquellos que, por su propia manera de vivir, tergiversaron las verdades de Dios.

Lectura adicional: ¡Tú puedes ser luz en medio de este mundo de tinieblas!

Usa el tiempo, convence a las personas una por una. No es la posición de una persona lo que lo hace valioso, sino su capacidad para ayudar a otros a llegar a convertirse algo para Dios y para la Iglesia. Por esto deberíamos luchar; porque la salvación de los demás será nuestra recompensa y nuestra corona en aquel día.

La vida es la luz de los hombres (Juan 1:4). Nadie tiene más luz de la que ha vivido – a pesar de que tengas muchas buenas teorías. Una escuela bíblica no puede darle luz a los estudiantes. Al contrario, se les da algo de conocimiento y rápidamente se enaltecen. Jesús instruyó día y noche, en mar y en tierra, a sus discípulos en la escuela de la vida. Sin esta vida, el hombre natural solamente puede comprender las Escrituras por medio de sus sentidos, tal como la historia, la geografía, las matemáticas y los idiomas.

Este artículo fue publicado por primera vez en noruego con el título de “La vida es la luz del hombre” en el periódico oficial de BCC Skjulte Skatter” (“Tesoros Escondidos”) en 1924.
© Copyright Stiftelsen Skjulte Skatters Forlag

Principales enseñanzas

Descubre cómo la Palabra de Dios nos desafía y nos prepara para vivir 100% según su voluntad, de modo que ya no necesitamos caer en el pecado, sino que podemos llegar a una vida en victoria.

Descargar E-books gratis

El evangelio de Dios

La gracia significa que todo mi pecado es perdonado cuando lo confieso. Pero también significa que recibimos poder para obedecer la verdad con la cual vino Jesús. En este libro escribe Sigurd Bratlie acerca de esto, y nos muestra que el verdadero evangelio de Dios es la obediencia a la fe.

Síguenos