Ir al contenido

Buenas nuevas de gran gozo

El gran gozo que los ángeles proclamaron hace mucho tiempo cambió todo en esta vida, y todavía puede transformar nuestras vidas hoy.
I bring you good tidings of great joy

¡Buenas nuevas de gran gozo!

“Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor.” Lucas 2:10-11.

Durante la temporada navideña se escribe mucho sobre este gran gozo que se proclamó a los pastores en el campo. Sin embargo, este gran gozo incluye infinitamente más de lo que normalmente se escribe y habla. Usualmente las personas solo escriben sobre el nacimiento de Jesús y que Él vino a perdonarnos nuestros pecados.

Una obra más grande

Sin embargo, Jesús vino a hacer una obra mucho más grande. Él vino a deshacer las obras del diablo en nuestras vidas. (1 Juan 3: 8) Todo el que comete pecado es esclavo del diablo, pero Jesús vino a liberarnos, para que seamos libres de todo pecado consciente. (Juan 8: 34-36) Él hizo posible lo que era imposible en el antiguo pacto. (Romanos 8: 3) Debido a la obra gloriosa que tuvo lugar en Cristo, el pecado en la carne fue condenado a muerte y ya no somos más deudores a la carne para vivir de acuerdo a sus concupiscencias. (Romanos 8:12) Ahora la gloriosa vida de Jesús puede manifestarse en nosotros diariamente si seguimos su ejemplo. (2 Corintios 4:10)

Por la fe en Jesús nacemos de nuevo, una nueva creación con una nueva mente redimida y un corazón puro que, por alegría y agradecimiento, puede vivir de acuerdo a las nuevas y gloriosas leyes que se escriben en el interior. (Hebreos 10:16) Estas son las mismas leyes que Jesús recibió de Su Padre Celestial y que contienen toda la plenitud de sabiduría y gloria de Dios.

El “gran gozo” es que podemos ser transformados en la imagen de Jesús, de gloria en gloria. (2 Corintios 3:18) Podemos ser transformados de tener una mente carnal a recibir la mente de Cristo que está llena de amor y bondad. Antes, nuestra mente era una con nuestra naturaleza pecaminosa e impura; Ahora nuestra mente es una con la naturaleza divina, habiendo escapado de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia. (2 Pedro 1: 4)

Gozo eterno e inquebrantable.

El pecado (por ejemplo: la injusticia, la mentira, la envidia, los celos, la ira, contiendas, la fornicación, etc.) no producen verdadero gozo. Sin embargo, hay un gozo eterno e inquebrantable al ser redimido de todos estos pecados y al caminar en la nueva vida en las virtudes de Cristo. El anhelo de Jesús es que experimentemos este gran gozo. Este gozo está firmemente fundado en la bendita esperanza que está dentro del velo en el cielo mismo. No es el resultado de fluctuaciones en nuestras circunstancias externas, sino que está arraigado y fundamentado en lo invisible, en nuestro amor por Jesucristo.

Así como el ángel fue un mensajero de gozo para los pastores en el campo, así también seremos mensajeros de gozo en nuestros días con respecto a todo lo que podemos obtener por la fe en el nuevo pacto. Entre otras cosas, es posible ser miembro del cuerpo de Cristo en perfecta unidad con el Padre, el Hijo y los unos con los otros mientras caminamos en la luz. Si hemos entrado en esta unidad y hemos probado el amor fraternal genuino e infalible, también podemos con gran gozo invitar a otros a vivir esta vida. Entonces verdaderamente podemos invitarlos a algo. Hay esperanza para todos los pecadores, si solo se arrepienten y odian todo lo que tenga que ver con el pecado. Se nos ha prometido toda gracia y fortaleza en la batalla contra el pecado.

Jesús nace en mi corazón por la fe

¡Las buenas nuevas son que podemos ser liberados perfectamente de la esclavitud del pecado, y que podemos servir a Dios en libertad, gozo y agradecimiento en sincera comunión con los santos que están siendo purificados y preparados para el inminente regreso de Jesús!

¡Es un gran gozo el hecho de que Jesús nació en un establo en Belén, pero es un gozo mucho mayor que puedo decir que nació y mora en mi corazón por fe y Su buen Espíritu gobierna mi vida! Entonces siempre tendré una fiesta y podré cantar: “Escuchen cómo se desatan las tormentas; En su interior hay paz y quietud.”

Esta es una versión adaptada de un artículo publicado por primera vez en el periódico de BCC “Skjulte Skatter” (“Tesoros Escondidos”) en diciembre de 1967.
© Copyright Stiftelsen Skjulte Skatters Forlag

Lee más sobre la Navidad en nuestra página de tópicos.

Principales enseñanzas

Descubre cómo la Palabra de Dios nos desafía y nos prepara para vivir 100% según su voluntad, de modo que ya no necesitamos caer en el pecado, sino que podemos llegar a una vida en victoria.

Descargar E-books gratis

La gracia en Cristo Jesús

«Al pensar en la gracia, piensa uno prácticamente sólo en lo que es el perdón; y puesto que todos hemos pecado, necesitamos pues de la gracia.» Así comienza Sigurd Bratlie este libro sobre la gracia. Sin embargo, continúa describiendo en detalle que la gracia en Cristo Jesús significa mucho más que perdón. También significa verdad y ayuda. Nos enseña a no pecar, de modo que podamos ser completamente libres para vivir una vida en victoria que conduce a la perfección.

Síguenos