La vida de un discípulo – Introducción

Jesús nos exhorta a renunciar a todo para seguirle – para ser sus discípulos. ¿Qué significa ser un discípulo? ¿Por qué vale la pena renunciar incluso a nuestra propia vida por esto?

Jesús mismo nos ha llamado a ser sus discípulos, sus seguidores. Este es el mayor llamado que un hombre puede tener. Esta es una vida que conduce a una vida más abundante y eterna. Una vida de crecimiento en las cosas de Dios y transformación en la imagen de Cristo. Un camino que debemos recorrer. Es un pacto de por vida con nuestro Señor y Maestro, para seguirle en el camino de la vida, dondequiera que valla. A través de padecimientos y pruebas, a gloria eterna y comunión con Él.

La vida de un discípulo es una vida en constante desarrollo y crecimiento, para llegar a ser como el Maestro, quien no pecó ni siquiera una vez, a pesar de ser tentado en todo según nuestra semejanza. (Hebreos 4,15) «Se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre.» Filipenses 2,5-11.

Al seguirle y aprender de Él, los discípulos de Jesús llegan a la misma vida que Él tuvo. La vida de un discípulo consiste en pruebas y batallas, pero está llena de alegría, fe, esperanza y desarrollo. Es la vida más interesante que podemos vivir, y los que viven una vida de discípulo se vuelven verdaderamente felices. ¡Imagina que podemos aprender de Jesús, el Maestro, para hacer lo que es bueno! Podemos llegar a ser cada vez más libres de nuestros deseos y nuestra naturaleza pecaminosa, de todas nuestras limitaciones que nos han atado y anteriormente hecho la vida más difícil. Podemos realmente ser una bendición para las personas ahora, y en la eternidad.

Por supuesto, una tal vida tiene un costo. Jesús dijo: «De cierto os digo que no hay ninguno que haya dejado casa, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por causa de mí y del evangelio, que no reciba cien veces más ahora en este tiempo; casas, hermanos, hermanas, madres, hijos, y tierras, con persecuciones; y en el siglo venidero la vida eterna.» Marcos 10,29-30.

Si tú mismo te has comprometido a obedecer toda la voluntad de Dios, entonces Él mismo se compromete a vestirte con poder (Lucas 24,29), a equiparte con todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad (2 Pedro 1,3), a escribir sus leyes en tu corazón y mente (Hebreos 8,10), a bendecirte con toda bendición espiritual (Efesios 1,3), y añadirte todas las cosas que necesitas para sostenerte en la tierra (Mateo 6,31-34). ¿Qué más puedes pedir?

¡Explora más sobre esta educación permanente en esta sección, así como artículos relacionados en el sitio web, con contenidos en profundidad y testimonios de discípulos que tienen y están experimentando personalmente los resultados satisfactorios de seguir tras las pisadas de Jesús!

Escritura tomada de la Versión Reina-Valera 1960 © Sociedades Bíblicas en América Latina, 1960. Renovado © Sociedades Bíblicas Unidas, 1988.

1

La vida de un discípulo – Introducción

Jesús nos exhorta a renunciar a todo para seguirle – para ser sus discípulos. ¿Qué significa ser un discípulo? ¿Por qué vale la pena renunciar incluso a nuestra propia vida por esto? Jesús mismo nos ha llamado a ser sus discípulos, sus […]

Leer más
2

¿Quién es un discípulo?

Millones de personas adoran a Jesús como Señor. Pero, ¿qué significa ser un discípulo?

Leer más
3

¿Cuál es el costo de ser un discípulo?

On several occasions, Jesus urged people to count the cost before committing themselves to following Him – to becoming His disciple.

Leer más
4

El desarrollo de un discípulo – El perdón y el Espíritu Santo

Uno de los aspectos más interesantes de la vida de un discípulo es que consiste de crecimiento y de desarrollo constantes. Jesús mismo tuvo que aprender la obediencia mientras tuvo la condición de hombre sobre la tierra (Hebreos 5,8), y experimentó crecimiento […]

Leer más
5

El desarrollo de un discípulo – El camino de la cruz y la edificación de la iglesia

Recibir el perdón de pecados nos permite tener un nuevo comienzo en la vida. Ahora los discípulos están preparados para comenzar en el sendero que conduce a la meta – a ser como su Maestro, Jesucristo. Sabemos que es posible llegar a […]

Leer más