Ir al contenido
Por favor Iniciar sesión o bien registrarse for å laste ned e-bøker.

Disponible en Afrikaans, Deutsch, English, Suomi, Français, Italiano, Norsk, Nederlands, Română

Cristo manifestado en la carne

Por causa de nosotros Jesús llevó nuestro pecado en su carne, para que todo pecado fuera condenado allí. ¡Él lo quiso así y Él lo hizo así! El significado que esto tiene para nosotros es inconmensurable. Lee más sobre lo que esto significa para todos aquellos que realmente creen en Cristo Jesús como el Hijo de Dios y el Hijo del Hombre.

A través de la fe en la expiación de Cristo recibimos el perdón de pecados. Nos basta con saber y tener plena fe que según las Escrituras Él murió por nuestros pecados. (1 Corintios 15,3) Esto, a su vez, nos dice que Él vivió aquí en este mundo sin pecado; de lo contrario Él mismo habría sido culpable de muerte, y su muerte no podría haber sido en ningún caso una expiación para nosotros.

Sin embargo, no estamos llamados sólo a recibir el perdón de pecados, sino también a vencer todo pecado, a seguir a aquel que no cometió pecado. (1 Pedro 2,20-24). Y justamente esto es Cristo manifestado en la carne – la condición del Hijo del hombre, sus tentaciones, dificultades, batallas y victorias – lo cual tiene un vivo interés y significado para nosotros.

Este pequeño libro ha sido escrito para consolar, alegrar y fortalecer a todos aquellos que tienen un anhelo ferviente de caminar tras las pisadas de Jesús. ¡Que haya muchos que reciban ojos iluminados para ver la grandeza y hermosura de Cristo durante su profunda humillación en los días de su carne! ¡Que haya muchos que contemplen más profundamente su obra magistral y así se fortalezcan poderosamente en la fe que también habrá éxito para ellos, en todas las circunstancias cambiantes, habrá victoria sobre todo pecado!

Principales enseñanzas

Descubre cómo la Palabra de Dios nos desafía y nos prepara para vivir 100% según su voluntad, de modo que ya no necesitamos caer en el pecado, sino que podemos llegar a una vida en victoria.

Síguenos