¿Estás honrando al Creador o a la creación?

Dios dijo “¡Sea!, ¡Haya!” y creó todas las cosas. ¡Nosotros deberíamos amar y honrar solo a Él ya que también puede crear algo completamente nuevo en nosotros!

¿Estás honrando al Creador o a la creación?

Cuando Dios creó todas las cosas, ocurrió simplemente con el mandato: “¡Sea!, ¡Haya!”, (Génesis 1:2,6,14) y después de haberlo dicho las cosas inmediatamente existieron. Él hizo todo lo que le agradaba conforme a Su omnipotencia.

“Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas.”

Honrar al Creador

Toda la exaltación, adoración, culto y honra le pertenecen al Creador. “¿Por qué no obedeceremos mucho mejor al Padre de los espíritus, y viviremos?” Hebreos 12:9. ¡Nosotros deberíamos amar, honrar y servir solo a Él! Deberíamos adorarlo y prestar mucha atención a Sus palabras para obedecerle en cada detalle, ¡estimando y considerándolo solo a Él digno de alabanza!

Sin embargo, mucha gente en lugar de obedecer, servir, alabar y dar culto solo a Él, hacen lo que está escrito en Romanos 1:25: “Cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén.”

Mucha personas lo han hecho en mayor o menor grado. Ellos admiran o dan culto y honra a todo tipo de cosas que han sido creadas – como la inteligencia, la belleza, la influencia, las riquezas, los logros, los talentos – en lugar en honrar a Dios. A causa de esto son propensos a cosas como idolatrar gente, envidias, inmoralidad sexual, codicias, orgullo, ingratitud, estar atados a lo que los demás piensen de ellos, y mucho más. Debemos mirar más allá de todas las cosas que Él creó y levantar la mirada para entender que Dios las ha creado para que veamos que el único valor y significado que tienen es cuando se utilizan para ¡Su gloria!

Si nos humillamos ante Él y obedecemos Su Palabra creadora, llegaremos al final de todos estos pecados y todo lo que ha creado puede ser usado de la manera en que Él desea – que Su voluntad se haga tanto en la tierra como en el cielo, y que Su nombre sea glorificado.

No tiene sentido admirar las cosas creadas y no al Creador. Ninguna de las cosas existirían si el Creador Todopoderoso no las hubiera creado. “Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás.” Mateo 4:10. Se le da muy poca honra y culto a Dios el Creador ¡Que haya en nosotros una adoración mucho más consciente hacia Él!

¡Una nueva creación!

Lo sorprendente sobre la creación es que Dios solo necesito una palabra: “¡Sea!, ¡Haya!” ¡e inmediatamente se creó!

Ahora en el nuevo pacto, Dios está nuevamente en el proceso de crear algo nuevo. ¡Pero esta vez es algo nuevo en nosotros! “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es…” 2 Corintios 5:17.

Cuando creemos esto, Él crea algo tal como hizo en el principio con Su “Sea, Haya”, y el resultado será conforme a nuestra fe. La palabra, “Conforme a vuestra fe os sea hecho”, y se cumplirá. (Mateo 9:29)

¿Tienes fe en que puedes vencer sobre tus deseos? ¡Entonces se cumplirá! ¡Dios, quien creó los cielos y la tierra creará pureza donde antes había impureza! Él puede crear amor donde antes había enojo, satisfacción donde antes había envidia, paz y gozo donde antes había afán e intranquilidad. No por arte de magia, pero por el poder del Espíritu Santo que te dará poder para vencer cada vez que entres en tentación.

“Porque os es necesaria la paciencia, para que habiendo hecho la voluntad de Dios, obtengáis la promesa.” Hebreos 10:36.

Cuestiones para reflexionar:

¿Puedes pensar en algunas situaciones donde es posible honrar involuntariamente a la creación en lugar de al Creador?

¿Existe o hay algo en tu vida con lo que estas batallando y no puedas vencer? ¿Crees y tienes fe en que Dios, que creó el cielo, la tierra y todas las cosas que hay en ella, puede crear algo nuevo en ti?

Quizá estés interesado en leer el siguiente artículo:

Escritura tomada de la Versión Reina-Valera 1960 © Sociedades Bíblicas en América Latina, 1960. Renovado © Sociedades Bíblicas Unidas, 1988.

Descargar E-book gratis

El evangelio de Dios

La gracia significa que todo mi pecado es perdonado cuando lo confieso. Pero también significa que recibimos poder para obedecer la verdad con la cual vino Jesús. En este libro escribe Sigurd Bratlie acerca de esto, y nos muestra que el verdadero evangelio de Dios es la obediencia a la fe.