“En Tu Palabra” – el lema que trae resultados

¿Obedeces la Palabra de Dios y su conducción, sin demora ni razonamiento? ¡Pruébalo y experimenta cómo realmente funciona!

Escrito por Aksel J. Smith
“En Tu Palabra” – el lema que trae resultados
  • “En Tu Palabra” – el lema que trae resultados
  • “Respondiendo Simón, le dijo: Maestro, toda la noche hemos estado trabajando, y nada hemos pescado; más en tu palabra echaré la red.  Y habiéndolo hecho, encerraron gran cantidad de peces, y su red se rompía.  Entonces hicieron señas a los compañeros que estaban en la otra barca, para que viniesen a ayudarles; y vinieron, y llenaron ambas barcas, de tal manera que se hundían.”

    Simón Pedro era un pescador. Habían estado pescando toda la noche, sin retorno. Pero cuando Jesús dio su instrucción, Simón decidió creer, y “en tu palabra” hizo lo que dijo Jesús – no hay un porqué, un tal vez, o qué pasaría si. Este simple acto de fe produjo resultados milagrosos y un temor en el corazón de Simón y en el de los otros pescadores, y ellos abandonaron todo y se convirtieron en discípulos de Jesús. (Lucas 5: 8-11)

    “En tu palabra” es una consigna clave en todas las situaciones de la vida. Todos los que han comprendido esto se han vuelto ricos y felices en Dios. Sus “barcas” de vida están cargadas de la sabiduría de Dios y de las riquezas eternas. Cuando Pablo vino, vino en la plenitud de la bendición de Dios. Fue encarcelado, azotado y golpeado, y estuvo en toda clase de tribulaciones; pero siempre se regocijaba y estaba lleno de valor. (2 Corintios 6: 1-10) Él entendió el significado de “En Tu palabra”, y todo resultó brillante y bien. Siempre sacó un abundante suministro de “pescado” en su “barco”.

    Ejemplos de obediencia a la fe – “En tu palabra”

    Abraham recibió una palabra del Señor de que debía dejar a su país y a su pueblo e ir a una tierra que Dios había preparado para él. Abraham dijo, “En tu palabra” y se marchó, y fue bendecido al final mucho más de lo que se podía imaginar.

    No nos hacemos demasiado ricos con la gloria de Dios en un día. Dios probó a Abraham severamente para ver si realmente lo amaba y se aferraba a su palabra. Sólo después de que Jesús había dicho: “¡consumado es!” en la cruz que poseyó la plenitud de Dios. Él creció en la sabiduría de Dios, y la plenitud de Dios vino a morar en él mientras la palabra se convertía en carne y gloria en él. (Lucas 2:52; Colosenses 2:9; Juan 1:14) El camino pasa a través de los sufrimientos y de la propia negación, y por ser fieles en esto.

    Noé dijo: “En Tu palabra” y construyó el arca exactamente de acuerdo a las instrucciones del Señor. Él edificó en fe, ya que nunca había visto tal estructura, ni había visto a alguien ahogarse en el agua. Él incansablemente proclamó la salvación por el arca, año tras año, mientras continuaba construyendo con el mayor cuidado. Al final, él experimentó lo que había declarado y creído, después de que su fe había sido duramente probada. No abandonó la Palabra que había recibido del Señor.

    Los resultados de la obediencia – “En tu palabra”

    Bienaventurados los que tienen una palabra del Señor en las circunstancias más difíciles de la vida, y que se aferran a ella y actúan de acuerdo a ella en la fe viva. En Filadelfia, habían visto la importancia de retener la palabra de Dios, y Jesús les dijo: “He aquí, yo vengo pronto; retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona.” Apocalipsis 3:11. Lo que ellos tenían era la palabra de Dios. Todo lo demás es locura, que tenemos que dejar ir y huir, porque el tiempo es corto.

    La casa de nuestra vida permanecerá en pie si oímos la palabra de Dios y construimos de acuerdo a ella. La palabra de Dios es eterna, tan firme como una roca, y gloriosa. Nos convierte en personas eternas y gloriosas que son tan firmes como una roca para toda la eternidad.

    Pedro se esforzó toda la noche y extrajo redes vacías y oscuras. También terminaremos en la oscuridad de la noche y atraeremos solo el desánimo y las decepciones si actuamos de acuerdo con nuestros razonamientos y sentimientos humanos. Entonces el camino para nosotros es estar completamente avergonzados de nosotros mismos y arrojarnos abajo como hizo Pedro y reconocer que somos pecadores. (Lucas 5: 8)

    Realmente hemos sido llamados y elegidos para participar de una vida rica y bendita, y el camino a ella es: “¡En Tu Palabra!” ¡Qué bueno es poder decir, “En Tu Palabra te arrojo todos mis cuidados”, porque Tú cuidáis de mí! “En lugar de dejarnos oprimir por las ansiedades y los cuidados de todo tipo de cosas.

    La consigna es: “¡En Tu Palabra!” – ¡y todo irá bien en la vida y en el ministerio!

    Esta es una versión editada de un artículo publicado por primera vez en noruego en el periódico de BCC “Skjulte Skatter” (“Tesoros Escondidos”) en julio de 1966 con el título “At Your Word”.
    © Copyright Stiftelsen Skjulte Skatters Forlag

    Escritura tomada de la Versión Reina-Valera 1960 © Sociedades Bíblicas en América Latina, 1960. Renovado © Sociedades Bíblicas Unidas, 1988.

    Descargar E-book gratis

    La gracia en Cristo Jesús

    Escrito por Sigurd Bratlie

    «Al pensar en la gracia, piensa uno prácticamente sólo en lo que es el perdón; y puesto que todos hemos pecado, necesitamos pues de la gracia.» Así comienza Sigurd Bratlie este libro sobre la gracia. Sin embargo, continúa describiendo en detalle que la gracia en Cristo Jesús significa mucho más que perdón. También significa verdad y ayuda. Nos enseña a no pecar, de modo que podamos ser completamente libres para vivir una vida en victoria que conduce a la perfección.