Aquí te decimos cómo encontrar la salida para librarte en la tentación

Dios tiene una salida para nosotros en cada tentación. Pero no está escrito que la tentación va desaparecer…

Escrito por Vern Nicolette
Aquí te decimos cómo encontrar la salida para librarte en la tentación

“No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que te dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar.” 1 Corintios 10:13.

La salida 

En 1 Corintios 10:13 se habla acerca del momento de tentación, y de que Dios nos da una salida para poder soportar. ¡Qué gran esperanza tenemos! ¡Dios mide cada tentación para que podamos soportar! Con cada tentación Dios nos da la salida. La salida para librarnos en la tentación es ir ante el trono de gracia y orar por la gracia misma en el tiempo de necesidad; en otras palabras, antes de que caigamos. Es así como obtenemos la promesa de Dios de que recibiremos la gracia, que es la fortaleza y la ayuda en el momento oportuno, para que podamos estar firmes después de haber vencido a todas estas cosas (Hebreos 4:16; Efesios 6:13.).

En 1 Corintios 10:13 no dice que Dios nos da una salida de la tentación para que desaparezca, sino que, por el contrario, nos muestra una salida para que podamos soportar. Él nos ha prometido el poder del Espíritu Santo para fortalecernos y podamos resistir la tentación; este Espíritu eterno es el mismo con el que se fortaleció Jesús en los días de su carne, y por el cual se ofreció a sí mismo como un Cordero sin mancha a Dios (Hebreos 9:14).

La salida que Dios nos da hace que evitemos tener que sufrir la derrota en el momento de la tentación. No obstante, debemos mejor elegir sufrir en nuestra carne. Por naturaleza, preferimos evitar tener que sufrir en la carne, esperando a que Dios nos libre de la tentación y la detenga sin que pasemos por tribulación. Pero eso no es lo que está escrito. En el antiguo pacto, el pueblo de Israel pensaba de esta manera, y como consecuencia, perdieron la oportunidad de entrar y conquistar la tierra prometida. Cuando decidieron huir de la situación que Dios había preparado para ellos, también huyeron de una gran victoria sobre sus enemigos. De hecho, lo que ellos realmente eligieron fue deambular en el desierto rodeando a sus enemigos durante cuarenta años. 

¡Atraviesa a tus enemigos! 

¿Cuál es el camino que nos hace rodear a nuestros enemigos? Mientras yo elija huir de una situación que Dios haya preparado para mí, estoy eligiendo rodear a mis enemigos. Puede que permanezca en una situación, pero mientras elija hacer caso a pensamientos negativos acerca de los otros, pensamientos de ingratitud o tener exigencias y pensamientos que juzgan a los demás, elijo caminar solo alrededor de mis enemigos. La verdad de todo esto es que mis enemigos moran en mi propia carne, por lo tanto, no tiene nada que ver con los demás ni con las circunstancias de mi vida. Un Azazel (chivo expiatorio), es una excusa que aparece en la carne para que no tenga que sufrir, y por lo tanto su grito llega diciendo: “¡Los otros son el problema!” Si yo, por la gracia de Dios, niego ceder en mi mente a estos pensamientos negativos de ingratitud, exigencias y de juzgar a los demás, entonces puedo ver claramente que es en realidad mi carne la que es el problema. ¡Así se atraviesan a los enemigos de camino a la tierra prometida! 

No sigamos el ejemplo del pueblo de Israel. ¡Elijamos pues la salida que Dios nos ha dado en el momento de tentación – el camino donde nos libramos y soportamos la tentación recibiendo poder para sufrir en la carne y terminar con nuestros enemigos – terminar con el pecado! (1 Pedro. 4: 1). Es obvio que esto produce un sufrimiento breve y momentáneo. (2 Corintios 4: 17-18). ¡Pero es precisamente ese momento cuando puedo dejar de pecar! Aquí es cuando puedo terminar con mis enemigos, terminar con el sufrimiento de estar bajo su tiranía, en lugar de caminar alrededor de ellos año tras año sin tener fin. ¿Cuál sufrimiento crees que es mayor? El apóstol nos exhorta a que Es necesario que a través de muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios” Hechos 14:22. Sí, a través de muchas tribulaciones y no alrededor de ellas. Así es como entramos en el reino que está lleno de justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo. 

Que Dios nos fortalezca poderosamente para elegir la salida que Él nos ha dado en el momento de la tentación, la cual es a través de tribulaciones, y no alrededor de ellas. ¡Dios ha hecho esta salida, un camino para salir de toda injusticia, inquietud amargura! ¡Bienaventurados son todos los que la utilizan! 

Este artículo fue traducido del noruego y publicado por primera vez con el título “La salida en la tentación” en el periódico de BCC Skjulte Skatter (Tesoros Escondidos), en junio de 2014.  
© Copyright Stiftelsen Skjulte Skatters Forlag

Lee más acerca de cómo vencer en la tentación en nuestra página de temas “tentación y pecado”, o en los artículos en la parte de abajo:

Escritura tomada de la Versión Reina-Valera 1960 © Sociedades Bíblicas en América Latina, 1960. Renovado © Sociedades Bíblicas Unidas, 1988.

Descargar E-book gratis

El nuevo pacto y el misterio de la iniquidad

Escrito por Sigurd Bratlie

El Nuevo Pacto es un pacto personal que hacemos con Dios, donde nos comprometemos a obedecer toda su voluntad y a cambio Él se compromete a armarnos con todo lo que necesitamos para lograrlo. El misterio de la iniquidad es que la mayoría de las personas han intentado minimizar esta parte de la gracia que Jesús nos entregó y, a cambio, han convertido la gracia de Dios en una licencia para pecar.