Ir al contenido

¿Qué significa estar crucificado con Cristo? (Galátas 2:20)

¡Entender esta enseñanza es de vital importancia!
What does it mean to be crucified with Christ? (Galatians 2:20)

“Sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado.” Romanos 6:6.

Pablo escribe que nuestro viejo hombre fue crucificado como si fuera algo ya creído y conocido. Hoy en día, este es un tema muy poco conocido entre los cristianos. Y los que saben de el, no lo creen, por lo cual no les ayuda ni les beneficia.

Hace un tiempo un hombre testificó que ahora cree que está crucificado con Cristo, y que fue un acto de fe. Él se veía tan alegre. Fue maravilloso escuchar, pues era algo completamente diferente a el viejo entendimiento de: cometer pecado y recibir gracia para ser perdonado. Puede que para un recién convertido el perdón de pecados es algo emocionante, pero, cuando una persona se ha hecho maestro en Cristo y sigue pecando, es deplorable y no carece de fuerza. En algún punto tenemos que llegar a victoria sobre todo lo que sabemos que es pecado, porque todo el pecado consciente es del viejo hombre. Al vivir una vida en victoria vamos descubriendo gradualmente más y más el pecado que es inconsciente. Cuando recibimos luz sobre el pecado inconsciente, tenemos entonces que crucificarlo para que el cuerpo de pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado.

Por la fe mantenemos al pecado en donde debe estar: en la muerte. Y así también nosotros nos consideraremos muertos al pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jesús, Señor nuestro.  El pecado no debe reinar en nuestro cuerpo mortal, de modo que lo obedezcamos en sus concupiscencias. (Romanos 6:11-12)

Tenemos deseos en nuestro cuerpo mortal, pero no debemos obedecerlos. En otras palabras, estamos muertos a los deseos. Hemos recibido poder para hacerlo al entrar en esta batalla de la fe: Muertos con Cristo, crucificados con Cristo.

“Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí.” Gálatas 2:20. Si Pablo pudo creer que él estaba crucificado con Cristo, también nosotros podemos creerlo. Por eso está escrito: “Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos.” Gálatas 5:24.

¿Por qué entonces no vivir en victoria? Lamentarse y quejarse de la continuas derrotas se puede escuchar muy humilde, pero la raíz de esto es solo pecado e incredulidad. De una misma fuente no puede salir agua dulce y amarga. (Santiago 3:10-11)

No ayuda estar al pie de la cruz; no fue al pie de la cruz donde Jesús venció. ¡Tenemos que estar en la cruz! Ahí es donde Jesús venció a los principados y a los huestes espirituales del infierno. Y ahí es donde nosotros también vencemos.

Pastores y predicadores deberían de empezar a enseñar esto a los discípulos lo antes posible, porque es un hecho que solamente algunos creyentes tienen fe y un claro entendimiento sobre este asunto. Y es de vital importancia.

Este artículo está traducido del noruego, y fue publicado con el título “Korsfestet med Kristus”(Crucificado con Cristo) en Septiembre de 1935.
© Copyright Stiftelsen Skjulte Skatters Forlag, Noruega.

 

Principales enseñanzas

Descubre cómo la Palabra de Dios nos desafía y nos prepara para vivir 100% según su voluntad, de modo que ya no necesitamos caer en el pecado, sino que podemos llegar a una vida en victoria.

Descargar E-books gratis

Estoy crucificado con Cristo

Este libro está basado en lo que Pablo escribe en Gálatas 2,19-20: «Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí.» Aquí Elías Aslaksen explica lo que esto significa, y cómo el lector puede tener el mismo testimonio que Pablo en su propia vida.

Síguenos