Ir al contenido

¿Qué es la salvación?

¿Qué es la salvación? Lo más común que se entiende por salvación, es que nosotros recibimos perdón de pecados porque Jesús murió por nosotros. Sin duda este es el comienzo de la salvación, sin embargo, abarca mucho más.

¿Qué es la salvación? Lo más común que se entiende por salvación, es que nosotros recibimos perdón de pecados porque Jesús murió por nosotros. Sin duda este es el comienzo de la salvación, sin embargo, abarca mucho más.

Mucho más, estando reconciliados, seremos salvos

Pablo escribe acerca de la salvación en Romanos 5,10. Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, ¡seremos salvos por su vida!

Lamentablemente, hay poca comprensión de este «mucho más» de la salvación. ¿Qué significa ser salvos por su vida? Jesús dijo, el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto (Juan 15,5). Estos son los frutos del Espíritu que podemos leer en Gálatas 5, 22-23, que son el resultado del crucificar la carne con sus pasiones y deseos. Si estamos llenos del Espíritu de Dios, entonces tenemos el poder para lograr esto.

Pablo nos exhorta en Filipenses 2,12 a ocuparnos por nuestra salvación con temor y temblor. Pero, ¿tratamos de salvarnos a nosotros mismo entonces? ¡Por supuesto que no! Está escrito en el verso siguiente, porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad. Esta es la gracia de Dios, ya que sin Él no tendríamos poder.

Todos quieren ser amigables, amables y pacientes, sin embargo, ¿por qué es tan difícil vivir esta vida en todas las situaciones de la vida? La causa es nuestro pecado, nuestro orgullo, nuestra propia voluntad y deseos. Cuando Dios trabaja en nosotros con el objetivo de hacer su voluntad, y crucificar nuestra propia voluntad y egocentrismo, entonces con facilidad nos oponemos y le resistimos. Por esto Pablo dice «Haced todo sin murmuraciones y contiendas».

Plena salvación: Tomar la Tierra Prometida

En la Biblia podemos leer acerca del pueblo de Israel que se opuso cuando iba a tomar la Tierra Prometida. Por el poder de Dios habían sido librados de Egipto, sin embargo, cuando Dios les dio instrucciones de prepararse para la batalla y tomar la Tierra Prometida comenzaron a quejarse, a discutir y se rebelaron. Si Dios hubiera destruido a sus enemigos ellos de buena gana hubieran entrado y tomado posesión del País, porque vieron que era un buen lugar que daba ricos frutos. Sin embargo, se negaron a obedecer, diciendo que era muy difícil, que la ciudad estaba bien fortificada y los gigantes que vivían allí eran demasiados grandes. En lugar de la «plena salvación» – en lugar de tomar la Tierra Prometida, fueron enviados a vagar en el desierto durante 40 años.

Si hubieran obedecido cuando el Dios Todopoderoso obraba en ellos, habrían derrotado al enemigo como Josué profetizó. Cuando se les pidió dar la vuelta y volver al desierto, cambiaron de parecer y se agruparon para tomar la tierra, pero Dios ya no estaba con ellos ni su gracia. Eran guiados sin esperanza. Acerca de esto podemos leer en Números, capítulos 13 y 14.

No nos conformemos con haber sido rescatados de Egipto, (el mundo), y pasar el resto de nuestra vida cristiana vagando por el desierto, sin tomar posesión de la tierra prometida – La vida de Cristo con los frutos del Espíritu. ¡No! seamos parte de este «mucho más» de la salvación por la fe y la obediencia al Espíritu de Dios en nosotros, para que a través del Espíritu hagamos morir el pecado que mora en nuestra carne. (Romanos 8,13). ¡Entonces viviremos!

¡Esta es la verdadera salvación!

Principales enseñanzas

Descubre cómo la Palabra de Dios nos desafía y nos prepara para vivir 100% según su voluntad, de modo que ya no necesitamos caer en el pecado, sino que podemos llegar a una vida en victoria.

Descargar E-books gratis

La gracia en Cristo Jesús

«Al pensar en la gracia, piensa uno prácticamente sólo en lo que es el perdón; y puesto que todos hemos pecado, necesitamos pues de la gracia.» Así comienza Sigurd Bratlie este libro sobre la gracia. Sin embargo, continúa describiendo en detalle que la gracia en Cristo Jesús significa mucho más que perdón. También significa verdad y ayuda. Nos enseña a no pecar, de modo que podamos ser completamente libres para vivir una vida en victoria que conduce a la perfección.

Síguenos