Ir al contenido

¿Por qué los cristianos son tan hipócritas?

¿Hay algo más en la acusación de hipocresía en la iglesia que sólo salvaje exageración?

Los cristianos son todos hipócritas – es algo que hemos escuchado antes. Es el grito de guerra que miles de personas no cristianas utilizan para tratar de hacer agujeros en el cristianismo. Es fácil pensar en un puñado de fanáticos,  cristianos sentenciosos  que arruinan al resto de nosotros pero, ¿realmente es allí donde está el problema?

Quizás la hipocresía es un problema más profundo. Quizás la razón por qué la gente encuentra tanta hipocresía en los cristianos no es solamente porque los mismos cristianos son hipócritas, sino porque hay una falla general en la predicación cristiana. Quizás este llamado «cristianismo» es el mayor hipócrita de todos.

Veamos esto de forma lógica. La hipocresía se puede definir como «un comportamiento que no es coherente con lo que uno dice creer o sentir». Probablemente es fácil encontrar cristianos hipócritas aquí y allá. Pero, ¿qué sucede cuando tratamos de extender este pensamiento a toda la iglesia?

El perdón de Cristo sin la vida de Cristo

La mayoría de los cristianos son rápidos para enseñar las promesas en la Biblia – vida eterna, paz y felicidad, perdón por los pecados cometidos y los pecados que cometeré en el futuro. Pero las condiciones para  estas promesas no son muy conocidas. Negarse a sí mismo, tomar su cruz (Mateo 16,24), llevar a cabo los mandamientos de Jesús (Juan 14,15) – ¿con qué frecuencia se predica estas cosas en las iglesias? Claro, muchos reconocen que la Biblia dice «vete, y no peques más» (Juan 8,11). Sin embargo, esto generalmente es seguido por una ligera seguridad que dice, «Por supuesto Dios entiende nuestra debilidad. No es posible para nosotros realmente cumplir con esto.»

Y aquí está la hipocresía. Muchos cristianos van con la cabeza bien en alto creyendo que son mucho mejores que los no cristianos, cuando la vida real demuestra que ellos mismos viven en pecado. Creen en las promesas, que es sólo la mitad del evangelio, pero no creen en la otra mitad que dice qué hacer para recibir parte en estas promesas.

El evangelio de Cristo es que debemos vivir como Cristo. (1 Pedro 2, 21-22) Muchos cristianos pueden estar moviendo la cabeza ahora y sonriendo por mi falta de entendimiento. «Jesús ha hecho todo», dicen. «No podemos comprar la salvación con nuestra bondad humana.»

El evangelio de Cristo es que vivamos como Cristo.

Esto es un dicho humano muy bonito. ¡Indíqueme capítulo y verso, por favor! Búscame un verso que diga: «Jesús ha hecho todo, nosotros no necesitamos hacer nada.»

¿No está escrito que la fe sin obras es muerta? (Santiago 2,17) ¿No está escrito que debemos ocuparnos de nuestra salvación con temor y temblor? (Filipenses 2,12) ¿No está escrito que debemos ser santos en toda nuestra manera de vivir? (1 Pedro 1,15)

Por supuesto que no son nuestras obras humanas las que nos llevan al cielo. Pero esto no significa que solamente podemos hacer lo que queremos aquí en la tierra. «Porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad» (Filipenses 2,13) Dios es el que produce en nosotros el querer hacer algo.

«Vosotros veis, pues, que el hombre es justificado por las obras, y no solamente por la fe.» Santiago 2,24. Dios nos da gracia como un regalo gratuito, pero el verdadero regalo es que recibimos permiso y capacidad para hacer sus obras aquí en la tierra. Si le amamos entonces guardamos sus mandamientos. (Juan 14,15) Si nuestras obras muestran que no guardamos sus mandamientos entonces Dios ve que en realidad no le amamos tanto, después de todo.

¿Crees en la Biblia o el pastor?

Sin embargo, ¿dónde puedes escuchar que esto se anuncia en las iglesias? Por supuesto que no todas las iglesias predican hipocresía. Pero puedes preguntarte a ti mismos, ¿se predica que estos versos son alcanzables en tu iglesia? ¿El mensaje en tu iglesia se predica exactamente  como se predica en la Biblia?

«Pues para esto fuisteis llamados; porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas; el cual no hizo pecado, ni se halló engaño en su boca.» (1 Pedro 2,21-22)

«Pues para esto fuisteis llamados; porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas…»

Puedes afirmar que ya tienes, o bien esperar recibir todo el perdón, la vida eterna, la felicidad y paz y la alegría que quieres, pero si no vives de acuerdo a lo que está escrito en la Biblia, entonces es inútil. ¡Hipocresía!

¿Y entonces cuál es la respuesta? ¿Si uno de pronto se despierta y descubre que el evangelio que cree no es el evangelio de Cristo? Sería necio continuar con el mismo evangelio. De hecho, sería muy hipócrita. Ahí está la respuesta entonces a la pregunta «¿qué es un hipócrita?» No es sólo el anuncio en la iglesia, sino también tu vida personal.

Piensa en esto y da un buen vistazo a la vida que estás viviendo y las promesas que profesas tener como cristiano. Y luego da un buen vistazo a la vida que la Biblia dice que debemos vivir para alcanzar las promesas. No es siempre necesariamente lo mismo.

Principales enseñanzas

Descubre cómo la Palabra de Dios nos desafía y nos prepara para vivir 100% según su voluntad, de modo que ya no necesitamos caer en el pecado, sino que podemos llegar a una vida en victoria.

Descargar E-books gratis

La gracia en Cristo Jesús

«Al pensar en la gracia, piensa uno prácticamente sólo en lo que es el perdón; y puesto que todos hemos pecado, necesitamos pues de la gracia.» Así comienza Sigurd Bratlie este libro sobre la gracia. Sin embargo, continúa describiendo en detalle que la gracia en Cristo Jesús significa mucho más que perdón. También significa verdad y ayuda. Nos enseña a no pecar, de modo que podamos ser completamente libres para vivir una vida en victoria que conduce a la perfección.

Síguenos