Ir al contenido

En busca de trabajo

Cada día podemos leer en el periódico informes de los altibajos en Wall Street y lo desafiante que es el mundo laboral. Esto es para muchas personas una fuente de estrés y ansiedad, en especial para los jóvenes que están comenzando sus carreras en busca de trabajo.

Incertidumbre. Esa es la primera palabra que se me viene a la mente cuando pienso en el mundo en que vivimos, y sobre todo cuando pienso en la economía.

Cada día podemos leer en el periódico informes de los altibajos en Wall Street y lo desafiante que es el mundo laboral. Esto es para muchas personas una fuente de estrés y ansiedad, en especial para los jóvenes que están comenzando sus carreras en busca de trabajo.

Una amiga justamente estuvo en busca de trabajo, así que decidí preguntarle acerca de su experiencia. Jess tiene 20 años de edad y es una chica muy sociable y amigable.

Me reúno con Jess en un ajetreado café bar a mitad de semana. A nuestro alrededor gente de trabajo ordena café y trata de sacar el máximo provecho a su hora de almuerzo. Mientras pedimos algo para beber, hablamos acerca de cómo ha sido la semana hasta ahora, y tengo la sensación de que ella no se estresa con sus quehaceres diarios. Por el contrario, la veo feliz, relajada y llena de paz en medio de un ajetreado día.

– Estaba un poco asustada

Después de haber estado en varios trabajos part-time, y haber trabajado como fotógrafo los últimos años, Jess decidió salir en busca de trabajo como fotógrafo a tiempo completo.

– Tengo una pasión por la fotografía, explica ella, – mi intención era ganar experiencia para que así algún día poder empezar mi propio negocio de fotografía.

Cuando Jess comenzó el proceso de buscar trabajo, experimento que los pensamientos de ansiedad llegaron muy rápido.

– Una de las primeras cosas que pensé fue la economía, cuenta. – Estaba un poco asustada y con muchas tentaciones a tener miedo.

Cuando estos pensamientos llegaron, encontró ayuda en la Palabra de Dios. Jess cita un verso en Santiago 4,8: «Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros

– Si permanezco cerca de Dios y de su palabra, entonces Él se acercará a mí y su Espíritu llenará mis pensamientos en lugar de la ansiedad, explica.

Ninguna preocupación

Jess recuerda cómo tuvo que batallar en este tiempo contra los pensamientos de ansiedad.

– Tienes que luchar para obtener paz en medio de los cambios que van sucediendo, dice. – Puedes ser tentada a preocuparte ciento de veces por la misma cosa.

Cuenta también cómo el verso en Filipenses 4,6-7 ha sido una gran fortaleza para ella: «Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús

– Al principio fue difícil para mí orar por algo así como un trabajo, – sin embargo, estos versos eran perfectos para mi situación. Después que Jess oró a Dios, obtuvo paz de los pensamientos de ansiedad.

– Después de haber orado sentí que toda esta situación era la obra de Dios – todo estaba en sus manos, dice ella con una sonrisa en su rostro. – Obtuve paz y supe qué era lo que tenía que hacer.

– ¡La Palabra de Dios es verdad!

Jess fue a varias entrevistas, hasta que finalmente recibió una oferta de trabajo, pero me dice que igual hubiera estado en paz si las cosas no se hubieran desarrollado así.
– Si no hubiera resultado el nuevo trabajo, igual hubiera estado en paz, explica. – No importa qué, Dios es fiel y me da la paz cuando la necesito.

Mientras limpiamos la mesa y nos preparamos para partir, le pregunto qué ha aprendido de toda esta situación.

– Estoy llena de gratitud, dice ella, – porque la Palabra de Dios es verdad. Es como está escrito, y es así como yo lo experimento.

Camino a casa sigo pensando en la conversación con Jess. Sé que independiente de la situación en que este, puedo orar a Dios y leer su palabra para recibir paz. ¡Bienaventurados aquellos que encuentran la llave de la alegría y la paz!

Principales enseñanzas

Descubre cómo la Palabra de Dios nos desafía y nos prepara para vivir 100% según su voluntad, de modo que ya no necesitamos caer en el pecado, sino que podemos llegar a una vida en victoria.

Descargar E-books gratis

La gracia en Cristo Jesús

«Al pensar en la gracia, piensa uno prácticamente sólo en lo que es el perdón; y puesto que todos hemos pecado, necesitamos pues de la gracia.» Así comienza Sigurd Bratlie este libro sobre la gracia. Sin embargo, continúa describiendo en detalle que la gracia en Cristo Jesús significa mucho más que perdón. También significa verdad y ayuda. Nos enseña a no pecar, de modo que podamos ser completamente libres para vivir una vida en victoria que conduce a la perfección.

Síguenos