Ir al contenido

¿Cómo puedo servir al Señor?

¿Qué significa en realidad «servir al Señor»?

¿Qué significa en realidad «servir al Señor»? ¿Significa cantar en el coro, contribuir en el trabajo misionero, o bien hacer trabajo voluntario para recaudar fondos? ¿Sirvo al Señor con mis pensamientos, palabras y obras?

Tu plan para el día puede ser tal vez así: Clases a las 7 a.m., exposición a las 9 a.m., dos tareas para el medio día, estudiar para exámenes parciales la próxima semana, y actividades en la iglesia después de clases. ¡Mientras las tareas se acumulan, también los niveles de estrés! ¿Has tenido la sensación que esas 24 horas del día no son suficientes? Y sumado a todo esto, ¿cuándo tienes tiempo para servir en la iglesia, leer la Biblia, y orar? Piensas, «¿Cómo puedo servir al Señor y al mismo tiempo cuidar de mis estudios?»

Servir con mi VIDA

¿Qué significa en realidad «servir al Señor»? ¿Significa cantar en el coro, contribuir en el trabajo misionero, o bien hacer trabajo voluntario para recaudar fondos?

«Entonces dije: He aquí que vengo, oh Dios, para hacer tu voluntad, como en el rollo del libro está escrito de mí» Hebreos 10, 7. La tarea de un servidor es hacer lo que su maestro requiere, ser agradable a Él. «Pues la voluntad de Dios es vuestra santificación…» 1 Tesalonicenses 4, 3. La voluntad de Dios es que seamos santificados, seamos puros así como Él es puro. Un servidor del Señor sirve con sus pensamientos, palabras y obras.

¿Y si durante un día completo pude ir marcando todo en la lista de quehaceres, sin embargo estuve protestando y quejándome mientras realizaba cada tarea, o bien murmurando de mis compañeros, o trabajando con poco entusiasmo? ¿Estoy sirviendo al Señor con mis pensamientos, palabras y obras? «Todo lo que te viniere a la mano para hacer, hazlo según tus fuerzas…» Eclesiastés 9, 10.  Cuando elijo ser agradable a Dios en todo lo que hago, independiente del tipo de tareas — si estoy estudiando para mis exámenes, estoy en el trabajo o ayudando con la Escuela Dominical — ¡entonces puedo servir al Señor con mi VIDA — mis pensamientos!

Una educación para la eternidad

Ser purificado y transformado es una educación de toda la vida. Cuando deseo vivir de modo que soy agradable a Dios — en mis pensamientos, palabras y obras — entonces comienzo a escuchar la voz de Dios. Cuando escucho y soy obediente, aprendo cual es la voluntad de Dios en las diferentes situaciones de la vida. ¡Entonces Dios puede hacer su voluntad a través de mí, y puedo ser un verdadero servidor del Señor!

Principales enseñanzas

Descubre cómo la Palabra de Dios nos desafía y nos prepara para vivir 100% según su voluntad, de modo que ya no necesitamos caer en el pecado, sino que podemos llegar a una vida en victoria.

Descargar E-books gratis

La gracia en Cristo Jesús

«Al pensar en la gracia, piensa uno prácticamente sólo en lo que es el perdón; y puesto que todos hemos pecado, necesitamos pues de la gracia.» Así comienza Sigurd Bratlie este libro sobre la gracia. Sin embargo, continúa describiendo en detalle que la gracia en Cristo Jesús significa mucho más que perdón. También significa verdad y ayuda. Nos enseña a no pecar, de modo que podamos ser completamente libres para vivir una vida en victoria que conduce a la perfección.

Síguenos